ALBORADA - SAYRI ÑAN

6.22.2011

TAHUANTINSUYO - EL FUNERAL DEL PADRE-SOL


                        Los Funerales de Atahualpa (Museu de Arte de Lima/Peru)

                       
En este momento, vamos volver quinientos años atrás en el tiempo para vivir, al menos para mí, el momento más triste en la historia de América y quizás del Mundo. Vamos para el momento en que el Sol dejó de brillar y fue enterrado en una tumba cristiana ...

 Los vestidos ricos y riqueza de la casa de Atao Hualpa fue infinita y de precio excesivo. Todo lo cual hubieron y gozaron los españoles. (Fray Martín de murúa, Historia General del Peru)



Debido a que es muy difícil para mí escribir sobre todas las cosas que han sucedido en ese fatídico día, dejo la narrativa, casi todos de la misma, en la palabra del cronista Murúa, que supo expresar los hechos, mientras que se mezclen con su opinión, totalmente innecesaria, de padre cristiano... Por último, la fe del pueblo ha sido una excusa para casi todos los excesos que se cometen en este planeta ...

La locura, la demencia, la estupidez humana llega tan alto como el vuelo del cóndor. Cuando el sol se murió, borrando su último rayo en una tumba cristiana en la ciudad de Cajamarca (Perú), el señor Francisco Pizarro asumió, él propio, el papel de Dios, y pasó, él propio, a nombrar al nuevo Inca ...

 
"Que el Marqués Pizarro fue al Cuzco y allí nombró por Ynga a Manco Ynga."(Murúa)



"Después de concluida la justicia de Atao Hualpa, rey de estos reinos, por el marqués don Francisco Pizarro, llegaron a Caxa Marca Villegas y Martín Bueno con la riqueza que de la casa
del Sol en el Cuzco habían tomado, que fue inestimable, y llevaron las estatuas de Palpa Ocllo de
oro, las cuales entregaron al Marqués, el cual, vista tanta multitud de oro y plata y tantas cosas
preciosas como del Cuzco se traían, le dio grandísima voluntad de ir a ella y buscar mucho más,
pues no podía ser menos, sino que lo hubiese, que como iba creciendo en abundancia de oro y
plata, así se iba aumentando en su corazón el amor y deseo de haber más y tener más, como al
hidrópico mientras más bebe, más sed y deseo de beber tiene." (Murúa)
 
Pero como los jueces, intérprete y demás ministros estaban ciegos con la pasión y codicia, no le aprovechó al desdichado de Atao Hualpa las razones tan fuertes que alegó, ni la verdad para que le dejasen de condenar a muerte.


Oyó la sentencia con buen ánimo,
 
 
 
y advertido de religiosos de los bienes inestimables y preciosos que gozaría en el cielo, y que la salvación de su alma pendía del sacro bautismo, medio principal para gozar de Dios y puerta de los demás sacramentos,
 
con mucha voluntad lo pidió y lo recibió,
 
quedando por él cristiano y señalado con el carácter de Cristo y por su oveja, lavando con él todas las manchas y culpas de que estaba inficionado, y hermoseando su alma con la gracia. 
  

Los Incas creían que después de esta vida había otra semejante a ella, corporal y no espiritual. Así, cuando los españoles dijeran a Atahualpa que el iba a ser quemado vivo si no bautizase como cristiano, él aceptó ser bautizado, engañando así aquellos sacerdotes locos que tenían la intención de destruir su cuerpo.(1)


(1) "Cuando españoles abrían estas sepulturas y desparcían los huesos, les rogaban los indios que no lo hiciesen, porque juntos estuviesen al resucitar; también creen la resurrección de los cuerpos y la inmortalidad de las almas", etc Garcilaso de la Vega, Comentarios Reales.
Para ese tema ler Agustín de Zárate, Libro I, cap. XII. Pedro de Cieza, cap. LXII dice que aquellos indios tuvieron la inmortalidad del ánima y la resurrección de los cuerpos.

Muchas veces (por ver lo que decían) pregunté a diversos indios y en diversos tiempos para qué hacían aquello, y todos me respondían unas mismas palabras, diciendo: "Sábete que todos los que hemos nacido hemos de volver a vivir en el mundo (no tuvieron verbo para decir resucitar) y las ánimas se han de levantar de las sepulturas con todo lo que fue de sus cuerpos. Garcilaso de la Vega, Comentarios Reales.



BIBLIOGRAFIA



Fray Martín de Murúa: Historia general del Perú. Origen y descendencia de los Incas (1611).


El subliñado, como siempre, es mío.