ALBORADA - SAYRI ÑAN

5.24.2011

LOS HERMANOS AYAR - AYAR NISHQAN WAUQIKUNA




               Ayar nishqan wauqikuna -- hermanos Ayar

"Ayar Cachi venía por la peña y inició un lento caminar; era seguido por su hermana, Mama Huaco. Despues, venían todos los otros hermanos Ayar, acompañados por las otras hermanas. Su lento andar por punas y quebradas tenía un proposito - encontrar un lugar apropiado para establecerse."

En el lugar que hoy hay la gran ciudad del Cuzco, en el actual Peru, en los tiempos antiguos, "antes que en el hobiese senores Orejones, Incas, Capaccuna, que ellos dicen reyes, habia un pueblo pequeno de hasta treinta casas pequenas pajizas y muy ruines, y en ellas habia treinta indios, y el Senor y cacique deeste pueblo se decia Alcaviza; y lo demas dentorno deste pueblo pequeno, era una cienega de junco, yerba cortadera, la cual cienega causaban los manantiales de agua que de la sierra y lugar do agora es la fortaleza salian;... ...Al cual pueblo llamaban los moradores del desde su antiguedad Cozco; y lo que quiere decir este nombre Cozco no lo saben declarar, mas de decir que ansi se nombraba antiguamente."

Abrio la tierra una cueva siete leguas deste pueblo, llamada Pacaritambo o Casa de producimiento. Esta cueva tenia la salida della cuanto un hombre podia caber saliendo o entrando "a gatas". Salieron en esta manera de la cueva, luego que se abrio, cuatro hombres con sus mujeres. El primero, llamado Ayar Cache, y su mujer con el,  Mama Huaco. Tras este salio otro, Ayar Oche, y tras el su mujer, Cura. Despues salio otro, Ayar Auca, y su mujer, Ragua Ocllo. Tras estos salio otro que se llamo Ayar Manco, despues llamado Manco Capac, que quiere decir el rey Manco. Tras este salio su mujer, Mama Ocllo. Ellos salieron vestidos con unas ropas de lana fina tejida con oro fino, a los cuellos sacaron unas bolsas, también de lana y oro, muy labradas, que tenían unas hondas de niervos.

Las mujeres estaban vestidas muy ricamente, con unas mantas y fajas llamadas chumbis, muy labradas de oro, con los prendedores de oro muy fino, los cuales son unos alfileres largos de dos palmos llamados topos. Sacaron estas mujeres el servicio con que habian de servir y preparar la comida: ollas, cantaros pequenos, platos, escudillas y vasos para beber, todo de oro fino.

"Los cuales, como fuesen de alli hasta un cerro questa legua y media del Cozco, Guanacaure, y descendieron de alli, a las espaldas deste cerro, a un valle pequeno que en el se hace, donde como fuesen alli, sembraron unas tierras de papas comida destos indios, y subiendo un dia al cerro Guanacaure para de alli mirar y devisar donde fuese mejor asiento y sitio para poblar; y siendo ya encima del cerro, Ayar Cache, que fue el primero que salio de la cueva, saco una honda y puso en ella una piedra y tirola a un cerro alto, y del golpe que dio, derribo el cerro y hizo en el una quebrada; y ansimismo tiro otras tres piedras, y hizo de cada una una quebrada grande en los cerros altos;..."(Betanzos)

Viendo estos tiros de honda los otros tres companeros, pensaron en la fortaleza de Ayar Cache, y conspiraron contra él, que se echase de su compania, porque les parecia que siendo hombre de grande fuerza y valerosidad, que los dominaría, acordaron de hacer que tornase a las cuevas donde habian salido. Como al salir habian dejado muchas riquezas de oro, ropa y otras cosas  dentro de la cueva, dijeron que tenian necesidad deste servicio, que volviese a lo sacar Ayar Cache, "el cual dijo que le placia, y siedo ya a la puerta de la cueva, Ayar Cache entro agatado, bien ansi como habia salido, que no podian entrar menos; y como le viesen los demas dentro, tomaron una gran losa, y cerraronle la salida y puerta por dentro; y luego, con mucha piedra y mezcla, hicieron a esta entrada una gruesa pared, demanera que cuando volviese a salir, no pudiese y se quedase alla.Y esto acabado estuvieronse alli hasta que dende a cierto rato oyeron como daba golpes en la losa de dentro Ayar Cache, y viendo los companeros que no podia salir, tornaronse al asiento de Guanacaure,..."



                                             (Cerro Huanacaure)

Un año alli estuvieron, entonces pasaron de alli media legua mas hacia el Cuzco, a otra quebrada, que estuvieron otro ano, y desde encima de los cerros desta quebrada, llamada Matagua, miraban el valle del Cuzco y el pueblo de Alcaviza. Entraron en su acuerdo, y decidieron que uno dellos se quedase en el cerro de Huanacaure hecho idolo, e que los que quedaban, fuesen a poblar con los que vivian en aquel pueblo y que adorasen a este hecho idolo, y que hablase con el sol, su padre, que los guardase, multiplicase, y les diese buenos tiempos.

"Y luego se levanto en pie Ayar Oche y mostro unas alas grandes y dijo quel habia de ser el que quedase alli en el cerro de Guanacaure por idolo, para hablar con el sol su padre. Y luego subieron el cerro arriba, y siendo ya en el sitio do habia de quedar hecho idolo, dio un vuelo hacia el cielo el Ayar Oche, tan alto, que no lo devisaron; y tornose alli, y dijole a Ayar Mango, que de alli se nombrase Mango Capac, porque el venia de donde el sol estaba, y que ansi lo mandaba el sol que se nombrase; y que se descendiese de alli y se fuese al pueblo que habian visto y que le seria fecha buena compania por los moradores del pueblo; y que poblase alli; y que su mujer Cura, que se la daba para que le sirviese, y quel llevase consigo a su companero Ayar Auca. "Y acabado de decir esto por el idolo Ayar Oche, tornose piedra ansi como estaba, con sus alas, y luego se descendio Mango Capac y Ayar Auca a su rancheria; y descendidos que fueron, vinieron donde el idolo estaba muchos indios de un pueblo de alli cercano, y como vieron el idolo hecho piedra, que le habian visto cuando el vuelo dio en lo alto, tiraronle una piedra y desta piedra le quebraron al idolo una ala; de donde, como ya le hubiesen quebrado una ala, no pudo volar ya mas; y como le viesen hecho piedra, no le hicieron mas enojo."

Aconsejó a sus hermanos de seguir el viaje y les pidió que se celebrase en su memoria la ceremonia del Huarachico, o "iniciación de los jóvenes".
Mango Capac y Ayar Auca salieron llevando consigo sus cuatro mujeres y caminaron para el pueblo del Cozco. Y antes que llegasen, había un pueblo pequeno en el cual habia coca y aji; y la mujer de Ayar Oche, llamada Mama Guaco (Huaco), dio a un indio de los deste pueblo de coca un golpe con unos ayllos y matole y abriole de pronto y sacole los bofes y el corazon, y a vista de los demas del pueblo, hincho los bofes soplandolos; y visto por los indios del pueblo aquel caso, tuvieron gran temor, e con el miedo que habian tomado, luego en aquella hora se fueron huyendo al valle que llaman el dia de hoy Gualla, de donde han procedido los indios que el dia de hoy benefician la coca de Gualla.

"Y esto hecho, pasaron adelante Mango Capac y su gente, y hablaron con Alcaviza, diciendole que el sol los inviaba aque poblasen con el alli en aquel pueblo del Cozco; y el Alcaviza, como le viese tanbien aderezado a el y a su compania, y las alabardas de oro que en las manos traian, y eldemas servicio de oro, entendio que era ansi y que eran hijos del sol... ...Y el Mango Capac agradescioselo, y paresciendole bien el sitio y asiento do agora es en esta ciudad del Cuzco la casa y convento de Santo Domingo, que antes solia ser la Casa del Sol, como adelante la historia lo dira, hizo alli el Mango Capac y su companero, y con el ayuda de las cuatro mujeres, una casa, sin consentir que gente Alcaviza les ayudase, aunque los querian ayudar;..."(Betanzos)

"...Mango Capac y su companero con sus cuatro mujeres, sembraron unas tierras de maiz, la cual semilla de maiz dicen haber sacado ellos de la cueva, a lacual cueva nombro este Senor Mango Capac, Pacarictambo, que dice, Casa de producimiento; porque, como ya habeis oido, dicen que salieron de aquella cueva."(Betanzos)


Otros cronistas dicen que en el curso del viaje Ayar Auca fue también cambiado en estatua de piedra en la pampa del Sol. Ayar Manco, acompañado de sus cuatro hermanas, llegó a Cuzco donde encontró buenas tierras, y se hundió su bastón con facilidad.
Pero, según Juan de Betanzos, en su libro Suma y Narración de los Incas, desde a dos anos que alli vino Mango Capac, "...murio su companero Ayar Auca, y quedo la mujer en compania de las demas de Mango Capac, sin que en ella hobiese habido hijo ninguno de Ayar Auca, y ansi, quedo solo Mango Capac con su mujer y las otras tres de sus companeros ya dichos, y sin que tuviese que ver con ninguna dellas para en cuanto a tenellas por mujeres propias, sino con la suya propia; en la cual, desde a poco tiempo hubo un hijo, al cual hizo llamar Sinchi Roca.Y siendo ya Sinchi Roca mancebo de hasta quince o diez y seis anos, murio su padre Mango Capac, sin dejar otro hijo sino fuese este Sinchi Roca."
Ayar Manco fundó una ciudad en nombre del creador Pachacamac y en nombre del Sol.
Esta ciudad fue el Cuzco (ombligo, en quechua), la capital del Tahuantinsuyo (imperio de las cuatro provincias).

Betanzos narra que con la edad de veinte anos Sinchi Roca, hijo de Manco Capac, se casó con Mama Coca, hija de un principal de un pueblo de cerca de una legua del Cuzco, llamado Zanu, con la cual tuvo un hijo llamado Lloque Yupanqui. Lloque Yupanqui nacio con dientes, luego que nacio, anduvo, nunca quiso mamar, y luego hablo cosas de admiracion...
Pero esta es una otra historia...*La primera crónica que dio a conocer este mito de origen fue la de Juan Díez de Betanzos (1551), quien residia en el Cuzco y hablaba el idioma quechua; tuvo como esposa a una princesa inca ligada al linaje de Pachacutec y Atahuallpa.


BIBLIOGRAFIA

Juan de Betanzos, Suma y Narración de los Incas.